Buscar
  • Daniela Amelia

Sobre mí


Mi primer nombre es Daniela, me gusta Amelia, por que significa Mujer Emprendedora y siento que me queda perfecto.



Nací en Stgo. Viví mis primeros años en La Florida, luego Macul, y me quede en Provi hasta la posteridad. Lugo de salir del nido me cambie muchas veces de casa. Muchas, tipo 14 (incluidas algunas veces cambios de región). Si atroz.


DAMV 1988, La Florida *


En ello me acompañaron algunos compañeros, que están de otra forma en mi vida, o definitivamente no están. Los que si se quedaron fueron mi gata Menta recogida en Quillón, sector laguna Avendaño, Silvestre mi perro escapista, Flora hermana de Silvestre abandonados al nacer y rescatados por quien escribe, y Cocó María de Chanel, que compro mi exmarido con el tollo que nadie la quería por que era hembra, al que le agradezco mucho su generosidad y con el que hemos forjado una linda e incomprendida buena relación. No tuvimos niños pero SI tuvimos pellos, y muchos pellos que se alimentan, van al doctor, se bañan, se pasean... y esto me hace recordar que cuando era pequeña tenia una obsesión por los 101 dálmatas. y oh Margot!, ha llegado un momento de iluminación, donde entiendo muchas cosas. Bueno también me gustaba mucho Angel la niña de las flores, otro momento de iluminación que dejaremos para otro post.

Volvamos a mis pellos ( = Perros ) Ellos me acompañan hoy y hacen de mi vida, una cosa linda.



Menta, Chicureo, 2018*

Silvestre, Lautaro 2017*

Flora, Cerro Guayacan, 2019*

Cocó María de Chanel en su reino, Providencia 2021*


Hoy después de muchos años he definido donde pasaré los muchos próximos años de mi vida. Te tengo que contar que mi carta arcana es el loco, y si buscas un poco de que se trata, habla de que si estoy un poco raya, pero también de que tengo un amor por las cosas poco convencionales. Aquí viene Hola Caleu: Casa en la Montaña; vecinos de el Cerro El Roble y La Campana. Y esto esta en proceso por lo que volvamos a lo que importa.


La familia que uno elije Tiltil 2015*

Caleu 2021*


Soy hija única (aunque uno nunca sabe) mi familia es bien chica. Los momentos que más atesoro de mi infancia, ocurren en Quillón, donde mis tíos. Justo esos momentos son los que marcan mi relación con con la naturaleza.


Momentos como: bañarse en el rio Itata, comer huevos duros o tomate con sal a mordidas en el rio Quillón, pasear por el campo camino a la casa de Doña Pancha que algo nos daba de comer que no me acuerdo. Sacar moritas y comer mientras te bañas en los pozones del pequeño rio, ver como la gallina que era mi mascota se hacia cazuela por las manos de mi abuela ( bueno podemos evitar este comentarios para los animalistas ) También recuerdo un momento en que intente salvar a un sapito del rio y recree un medio ambiente similar en mi lonchera, y al otro día que fui a verlo, la gallina había hecho eso que tu sabes que hizo con mi sapito, y que no voy a escribir por que me entristece.


Bueno pongámonos serios.


Estudie en un colegio privado en provi, de muy pocos alumnos, donde fui muy feliz, tuve mi primer amor platónico.

Junto a ello también iba a la escuelita dominical. Que también me hacia muy feliz hasta que cuando me bautice tipo 16 años y el pastor me dijo que era un error estar pololeando con un niño católico. Por su puesto que me bautice para ganarme un poroto con mi mamá, pero ahí todo se derrumbo ( sonando aquí esa canción ) Luego comencé a creer más en mi propia fé, que en los instrumentos que la hacen llegar a los seres humanos.


Solo para comentarlo se me viene a la mente la horrible colonización que vivimos a manos de una iglesia que hizo que murieran muchos de nuestros ancestros.


Aunque esa fé que mato a muchos fue la fé que salvo a mis tíos, luego que perdieran a sus dos hijos. Ellos son mi referente a seguir. una vida linda lejos el caos, con una casita que es mi refugio y mi hogar y con mucha naturaleza. Tíos los amo.


Como se han dado cuenta soy muy dispersa. Volvamos a lo importante.


Sali del Colegio y me matricule en la Universidad Finis Terrae. Mi experiencia ahí en pocas palabras sería: me sentía como chancho en misa.

Cuando pasó un año de pagar un crédito de aval del estado que el bolsillo de mi madre no aguanto, volví a revisar mis preferencias y elegí Diseño de Ambientes en Duoc.

Mi carrera persé es muy amplia, se conoce poco, y la verdad es que de mi generación no se si son 2 o 3 los compañeros que la ejercen. Básicamente somos arquitectos de interior. Por favor no me diga que soy decoradora que se me caen todos los ladrillos de albañilería que he tenido que cubicar encima de mi cabeza y me acuerdo de mi profe de Procesos y materiales: Marchant, hablando sobre pollos, fundaciones, hormigones, etc. No quiero desmerecer a los Decoradores, ambos vamos por lo mismo: hacer lugares funcionales y bellos, donde nos podamos sentir confortables y acogidos ( generalmente... igual hay personas que son super mínimal y esta super bien, yo prefiero libros + plantas + animales, combinación perfecta para tener un hogar perfecto).


En la naturaleza año 2007*


Siempre trabaje y estudié. Mucha venta en mi vida. Luego de titulada pensé que la historia cambiaría, y aunque cambio un poco, no fue tanto como quería. Lo más cercano a mi profesión que encontré fue ser coordinador de proyectos de una empresa de Rollers, cortinas toldos, competencia de Hunter D. que tenia un edificio bonito en la Kennedy a la que le agradezco muchas cosas. Hasta mi enfermedad.


Eso de que sin crisis no hay cambio, pucha que es verdad.

Siempre estaba sentada en mi escritorio viendo como otros hacían lo que yo quería hacer. Iba a todas las ferias jardineras que habían, compraba libros para entender más. En ese tiempo no había tanta información como ahora. Y los que la tenían no eran muy generosos para entregarla.

Desde que hice mi electivo en el Duoc, tomé todos los cursos con Mónica Morales ( de Patrimonio y Paisaje) que había de paisajes que encontré. Fui a mi primera salida a descubrir Flora Nativa con Estudio Paisaje en el 2010, vi alstroemerias y cóndores, aluciné. Pero seguía viendo como otros hacían lo que yo quería.


Estudiando contextos de paisaje con Mónica Morales. Valparaiso 2007*


Comencé a ser voluntaria en la Fundación Proyecto Huerto. Donde era monitora de Huertas urbanas, en sitios vulnerables. Tenía a cargo un huerto en unos block cerca de metro Rondizzoni, donde la señora Maite, me esperaba con sopaipillas, calzones rotos o lo que hubiese en la olla todos los sábados. Yo enseñaba huertas y los niños me enseñaban cosas como: entrar a una casa sin llaves con solo con un pedacito de botella cortado.

Fueron tiempos lindos.

La Cocina de la Señora Maite, Proyecto Huerto Rondizzoni. 2014**

Plantando con los niños 2014, Fundación Proyecto Huerto*


Seguía trabajando de coordinador de proyectos, día y noche. Mis obras grandes se ejecutaban en la noche y fines de semana, por lo que tenía que estar atenta a ese teléfono SIEMPRE. Un día me caí en la escalera de la oficina por un mareo, así que fui al doctor. El doctor me mando con licencia por estrés laboral, que yo había pasado por alto pero mi cuerpo no. Estuve como tres meses fuera. Me despidieron.

Después de mi crisis por estrés me fui de viaje con mi papá al sur. Cantábamos Los Jaivas en el taxi de mi papá camino a Villarrica.

Había bajado de peso.

Luego de eso, comencé mi emprendimiento haciendo huertas, con un socio agrónomo, al que años más tarde vendí mi parte por diferencias importantes de ética, que no compartíamos. Aunque debo agradecer algo. Aquí comenzó mi coqueteo con la Flora nativa y su introducción. Conocí a Mónica Musalem quien me inspira mucho.


Primer Jardín formal Huechuraba 2015*


Con esta historia a cuestas comencé mi propia empresa. Hice mi diplomado en la U Católica, donde aproveche cada minuto de mi clase con Cristóbal Elgueta , aquí debo confesar que tenia unos libritos de Easy que vendían todas las primaveras y donde el había hablado sobre algunos jardines , así que estaba muy emocionada por conocerlo. He seguido tomando sus clases y aprendiendo de su generosa información.

Desde el 2019 colaboro con Parque del Recuerdo, empresa que elegí por que era parte del Sistema B y además tenia buen puntaje con el Great Place to Work. Si yo elegí donde trabajar, encontré la postulación por Linquedin vi mis posibilidades y lloré el día que me dijeron usted quedo.

Por que lloré?

No había sido fácil ejercer mi profesión, había estado aprendiendo de manera autodidacta y buscando todas las maneras posibles para complementar las áreas que mi formación de Diseñadora no lograba llenar.

Por otra parte tenia la posibilidad de que me pagaran por eso me gustaba tanto que era hacer jardines en sitios vulnerables. No son muchos ( aunque cada vez más) los paisajistas que tienen relación con la comunidad o los sitios vulnerables, no a todos les gusta ir a la Pincoya o al Barrero o a la Pintana o similares.

Hay realidades que hoy se están transparentando y mi aporte en ello es que quiero democratizar los m2 naturales a los que todos tenemos acceso.

Cuando vivía en Macul, por mi ventana veía un crespón que plantó mi mama cuando llegó ahí, mi ventana de primer piso miraba aun lindo jardín. No habían plazas muy cerca y la que había era muy fea. Por eso amaba el sur, pq era todo verde fértil.


En los sitios vulnerables los niños tienen acceso a muchas situaciones como, drogas, delincuencia, maltrato, etc. Sacarlos de ese lugar y permitir de que tan solo 1 disfrute un ratito en la naturaleza es lo que me inspira a hacer mi trabajo.


En el parque trabajo con los chicos de Asuntos Corporativos, en el departamento de Sustentabilidad, mi equipo tiene, Antropólogos, Psicólogos, Sociólogos, Ingenieros Medio Ambientales entre otros, donde realizamos Proyectos de Paisajismo con Impacto, relacionamiento comunitario y participativo, mediante mesas de trabajo, donde hacemos el levantamiento de las comunidades para que el Diseño responda a las necesidades que tienen. Esto lo construimos con la buena voluntad de los colaboradores de PDR que donan ciertas horas de trabajo en la experiencia del Voluntariado Corporativo.

El parque por su parte aporta m2 verdes a Hogares de menores, Hogares de ancianos, escuelas, juntas de vecinos, Centros de Salud, entre otros, cercanos a su emplazamiento.


La verdad es que eso es lo que me mata, siento que el corazón se me llena, hincha y explota. No hay mejor recompensa que ver que hiciste eso por mejorar la calidad de vida de las personas con naturaleza.

Hay que recordar que SOMOS NATURALEZA.

Me encanta aportar con mi granito de arena y compartir con las comunidades, amo la pichanga, el asadito, la juntación, el lado B de hacer estas intervenciones.

Tengo gran interés por la flora nativa, subo algunos poquitos cerros, a sacar fotos que después investigo para aprender más, gasto mi dinero en talleres de flora nativa, ecología, paisajismo etc, compro libros, y trato de ir y oír cuanta charla se me ocurre útil y de difundir sobre ello.

Trabajo en aprenderme los nombres de las especies, me lleva trabajo pero hago mi mejor esfuerzo.

Siento pasión por lo que hago y me encanta poder vivir de ello.

​Gracias por leerme!


Esta es mi historia, cual es la tuya?



62 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo